Próximas actividades

Próximas actividades: Santa Catalina en Ruguilla (25 de noviembre) y primeras rondas de navidad (8 de diciembre).

jueves, 30 de marzo de 2017

Fuentes y manantiales del Val de San García


Crónica de la jornada de patrimonio "De fuente a fuente" en Val de San García y su entorno, realizada el sábado 25 de marzo de 2017.

¡Por fin es sábado y de momento no llueve! Toda la semana hemos estado siguiendo el pronóstico del tiempo, y los augurios al respecto no eran nada buenos para este día. Más de cincuenta personas estamos en el Centro Social de Val de San García, donde nos han recibido con bizcochos y café calentito, un delicioso desayuno que nos ayuda a entrar en calor en esta fría mañana de marzo. Los troncos arden en la chimenea.

Los vecinos del Val nos reciben con café y bizcochos.
Antes de salir, nos calentamos al orete de la lumbre.
Terminamos de desayunar y Luisa da comienzo con una triste noticia: ha fallecido Blanca, una joven asidua a nuestras jornadas. Hacemos un minuto de silencio en su recuerdo. La vida sigue, y continuamos con las presentaciones como en ocasiones anteriores y nos vamos ya de fuente a fuente.

Primera parada junto a la Fuente de la Plaza.

Junto a la iglesia, la primera fuente, pero esta vez es una fuente moderna que nada tiene que ver con lo sagrado. Luisa nos habla del origen de la localidad, de la que hay constancia escrita en un documento del siglo XIII, concretamente en la dote que le entregó Alfonso X a su amante, doña Mayor Guillén de Guzmán, junto con otras localidades como Cifuentes, Azañón, Viana y Alcocer.

Raúl explica el origen del agua en la Fuente de la Ventanilla.
Entre callejas con sabor de antaño, algunas vacías y abandonadas, salimos del pueblo. Por el camino de Ruguilla llegamos a la Fuente de la Ventanilla, a la que llega el agua canalizada desde el manantial que hay poco más arriba. Al tipo de canalización por la que llega el agua la llaman calzadizo, calzaizo o calzarizo en diferentes localidades del entorno. Sirve como drenaje para que no se encharquen las parcelas y, como en este caso, también para canalizar el agua y llevarla del manantial hasta la fuente.

En la Fuente de la Ventanilla, José Agustín nos indica dónde estaba antes esta fuente...
...y ahora está la salida del calzarizo que actualmente abastece a la fuente.
Las nubes acechan desde arriba, pero no llueve. Hace viento y bastante frío. José Agustín, el alcalde pedáneo de Val de San García, nos habla de "las hacenderas", el antiguo sistema de colaboración solidaria entre la gente del pueblo que aún se sigue haciendo para arreglar y mantener lo que es de uso y disfrute comunitario.

El lavadero nuevo...
...ya no tiene agua.
Seguimos la marcha mientras las nubes se van levantando y dejando pasar algunos rayos de sol.  La segunda parada es en el lavadero nuevo. Se hizo a principios de los años 60. La puerta está cerrada. Hablamos de cómo eran las puertas en aquellos años, al igual que ésta, con dos hojas y la llave puesta. Entramos y el lavadero está vacío de mujeres y de agua. Ya no se lava allí, pero hace poco sirvió de escenario para la exposición “Vacío” de LauraCarrascosa.

La Fuente Vieja y elantiguo lavadero, hoy ya abandonado.
La Fuente Nueva...
...y la Fuente Vieja.
La tercera parada es en la Fuente Nueva, situada a la entrada del pueblo, bonita y con un hermoso pilón. Junto a ella, la Fuente Vieja, utilizado antiguamente como lavadero, aunque hoy ya nadie recuerda su uso. Cerca de allí está el Pozo de los Bueyes, una magnífica obra de cantería con bóveda y escalera para bajar hasta el agua y llenar los cántaros y botijos. Hoy no se usa y está bien protegido para evitar caídas.

Alejandro nos enseña el llamado cardo mariano...
...que tiene propiedades curativas interesantes.
Salimos del Val hacia El Tejar. Por el camino, Alejandro nos habla de algunas florecillas y del popularmente llamado cardo mariano, que tiene un veteado lechoso muy curioso con su leyenda. Cuentan que la Virgen María estaba dando de mamar al Niño Jesús y se le derramó algo de leche que cayó sobre un cardo y, desde entonces, la planta adquirió ese aspecto y obtuvo propiedades curativas, sobre todo para el hígado y el riñón.



El viento sopla, pero el sol no asoma. La cuesta arriba nos ayuda a entrar en calor. Arbustos por doquier. Por el camino, Raúl destaca el cambio litológico (del tipo de rocas), pues de calizas y dolomías se pasa areniscas silíceas, con el consiguiente cambio de las propiedades del suelo, lo cual sirve a Alejandro, Alberto y Meme, nuestros tres biólogos, para hablarnos de la mayor diversidad que esto genera en la vegetación, con diferentes especies de enebros, sabinas, espliego, romero, etc.

Cada planta tiene su porqué y su potencial aprovechamiento.
Ya casi en lo alto, Raúl nos cuenta que estos valles son de tipo estructural (condicionados por la estructura geológica) y en concreto de tipo conforme. Esto último es por la relación con grandes pliegues, de tal forma que los valles son sinformas y las suaves crestas son antiformas, algo que, a pesar de que la intuición indique lo contrario, es poco habitual.

Alejandro nos va enseñando detalles curiosos de las plantas...
...y Alberto también nos habla sobre la vegetación.
También observamos que hay caolín, un tipo de arcilla que aún se explota en el Alto Tajo y muy apreciada para hacer cerámica. En el pueblo sólo recuerdan haberla usado para la construcción, pero Luisa recuerda que Eulalia Castellote en “La Alfarería de Guadalajara” dice que la arcilla para los alfares de Cifuentes la llevaban desde Val de San García.

Junto al antiguo tejar nos explican el proceso de fabricación.
La Fuente del Tejar.
Llegamos al tejar y allí nos cuentan como era el trabajo para elaborar las tejas. Eran temporeros que venían de fuera, en muchas ocasiones de Valencia, y permanecían en el tejar con su familia hasta que acababan los trabajos que les habían encargado. Junto al tejar hay un navajo, un pozo y la Fuente del Tejar, de la que hoy no mana agua.

Bajando a la cueva...
Desde allí nos vamos a la Cueva de la Noguera de la Cueva, curioso nombre teniendo en cuenta que ya no hay ninguna noguera junto a la boca de la sima, pero no dudamos que la hubiera en otro tiempo, ya que da nombre a la misma y serviría como referencia para localizarla, lo cual no nos es tarea fácil.

...y saliendo de ella.
Raúl nos habló del origen kárstico de la cueva y Luisa nos habló de Airón, una antigua divinidad ligada a los pozos.

Volviendo hacia el pueblo.

El estómago nos ruge, no sabemos bien si por el frío o porque ya se acerca la hora de comer. Volvemos al pueblo cuesta abajo y en el Centro Social nos vuelven a acoger. Los troncos arden en la chimenea y Miguel nos espera con una degustación de queso y su miel de la zona de Moranchel.

Un aperitivo y algo de sangría...
...y de paso catamos y llevamos productos locales.
Tras el aperitivo, unos se van y otros nos quedamos. Como de costumbre, comemos “de traje”, es decir, con lo que trajo cada cual. Tortillas y empanadas variadas, quesos y demás viandas viajan de mesa en mesa. De postre, nuestra amiga Manoli, de Durón, nos ha traído algo típico de la semana santa que ya se acerca: unas ricas torrijas.

¡Qué poco duraron las torrijas de Durón!
Tocan a misa. Un sonido también patrimonial que en muchos lugares se está perdiendo. Unos van a misa y otros a componer las coplas contando lo mejor de la jornada, y después a cantarlas. Os dejamos el texto en PDF en este enlace y también aquí:

Enrique no ha podido venir con su instrumento, pero Carlos es alumno avanzado y toca el rabel mientras entonamos a coro. A los vecinos de Val de San García les gustan las coplas y cantan con nosotras. Nos da pena despedirnos, pero todo tiene su fin.

Cantando las coplas compuestas para el momento.
¡Muchas gracias a todas y todos! ¡Hasta la jornada de abril por las fuentes y manantiales de Gárgoles de Arriba!

Gracias a Eduardo y Mari Paz por las fotos.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Jornada de voluntariado en la Fuente del Piejo

El Ayuntamiento de Cifuentes y el Colectivo 100fuentes organizan este próximo sábado 1 de abril una nueva jornada de voluntariado para el mantenimiento y limpieza de una de las fuentes más emblemáticas del municipio: la Fuente del Piejo.

Convocatoria de la jornada de voluntariado en la Fuente del Piejo.
La actividad dará comienzo a las 10:00 y en ella se trata de apoyar a las personas del Ayuntamiento encargadas de las tareas en la fuente. Una parte de las obras ya se habrá realizado entre semana, así que colaboraremos en las tareas de limpieza y acondicionamiento del entorno de la fuente para dar por finalizada su puesta al día.

Recomendamos que las personas que acudan como voluntarias traigan su propia azada o azadilla, así como guantes. Se prevé que la actividad se prolongue hasta las 13 o 14 horas. El Colectivo 100fuentes ofrecerá un aperitivo a los participantes y aprovecharemos para leer un poema y cantar unas coplas dedicadas a la Fuente del Piejo, que fueron compuestas con motivo de la Jornada de Patrimonio "De fuente a fuente" de enero del año pasado (puedes ver la crónica en este enlace).

domingo, 12 de marzo de 2017

De fuente a fuente por Val de San García

El próximo sábado 25 de marzo tendrá lugar una nueva Jornada de Patrimonio De fuente a fuente promovida por el Ayuntamiento de Cifuentes a través de su Concejalía de Cultura, y más concretamente desde su Oficina de Turismo. Se trata de una serie de jornadas para conocer el patrimonio natural y cultural asociado a las fuentes y manantiales que hay en el municipio de Cifuentes, sus pedanías y EATIMes, y que se están desarrollando durante 2016 y 2017. En este enlace puedes ver el programa de jornadas de patrimonio para este año.

La Fuente Vieja de Val de San García.
En esta tercera convocatoria de 2017 recorreremos algunas de las principales fuentes de Val de San García, haciendo especial énfasis en su origen hidrogeológico, la biodiversidad que generan y el patrimonio cultural tangible e intangible al que han dado lugar, tales como usos tradicionales, leyendas e infraestructura asociada. El objetivo es dar a conocer este rico patrimonio relacionado con el agua, con objeto de contribuir a su conservación y puesta en valor, explicado por los expertos de años anteriores (biólogo, geólogo e historiadora).

Cartel anunciador de la actividad.
El recorrido del sábado 25 de marzo de 2017 se iniciará en la Plaza Mayor de Val de San García a las 10:00, y a lo largo de la mañana visitaremos, entre otras cosas, la Fuente del Tejar, la Fuente Nueva y la Fuente Vieja, varios pozos y sistemas de drenaje y regadío, el lavadero antiguo y el nuevo, la Fuente de la Ventanilla, y el sumidero que drena el valle. El recorrido total será de unos 7 km (puedes descargártelo en este enlace para verlo en GoogleEarth) y terminará hacia las 14:00.



El antiguo lavadero del Val guarda recuerdos de risas y chapoteos.
Los participantes podrán desayunar y comprar pan antes de las 9:30 en Cifuentes. Al acabar el recorrido de la mañana por el entorno de Val de San García, una empresa local de apicultura nos ofrecerá un pequeño aperitivo y la oportunidad de degustar y comprar sus productos derivados de la colmena. Luego iremos a comer, cada cual con su comida, al centro social de Val de San García. Los participantes también pueden volverse a comer a Cifuentes, donde hay buenos restaurantes para los que conviene tener reserva. Esperamos que haga buen tiempo, pero en cualquier caso siempre puedes comprobarlo en este enlace.

El antiguo mapa de 1919 (IGN) solo muestra una de las fuentes.
Para participar en la actividad no es necesario reservar. Basta con estar un poco antes de las 9:30 en la Plaza Mayor de Cifuentes, de donde saldrá un grupo de coches, o estar antes de las 10:00 en la Plaza Mayor de Val de San García para salir andando. Para obtener más información puedes llamar al teléfono 949 81 08 33 o enviar un mensaje por correo electrónico a turismo@cifuentes.es

- El programa El Rincón Verde de la Cadena SER Guadalajara suele dedicar una mención a estas jornadas, y en esta ocasión entrevistaron a Raúl, nuestro geólogo. En este enlace puedes escuchar el audio.
- En este enlace puedes bajarte el PDF del cartel con el anuncio de la actividad (300 Kb).
- El archivo KMZ con el recorrido y las fuentes para ver en GoogleEarth puedes bajártelo de este enlace. El inventario incluye también otras fuentes que hay en el término pero que no iremos a visitar.
- En este enlace puedes ver una entrada de este blog con la crónica y fotos de la jornada de Caminos que unen pueblos que hicimos en mayo de 2015 entre el Val, Arillares y Cifuentes.

¡Gracias a Eduardo por las fotos!

sábado, 4 de marzo de 2017

Fuentes y manantiales de Gárgoles de Abajo

Hoy 25 de febrero estamos unas ochenta personas en Gárgoles de Abajo, en esta segunda jornada de patrimonio de 2017. Nos vamos "De fuente a fuente", a conocer algunos de los manantiales y fuentes del antiguo término de Gárgoles. Nos hemos citado en el lugar donde estuvo el lavadero, hoy sustituido por un chiringuito que se llama “El Lavadero” para recordarnos lo que hubo.


Luisa y Enrique hacen las presentaciones y nos describen el recorrido, que esta vez ofrece pocas dificultades.

Comenzamos por la Fuente del Parador, situada junto al chiringuito actual, y que antiguamente abastecía al lavadero. El Parador es el nombre que recibía la antigua posada que hay al lado, cruzando la carretera. Junto a la fuente surgieron no pocos noviazgos. Nos cuentan cómo los chicos acudían a ver la gracia con que las chicas acarreaban cántaros y botijos, y que, en otros tiempos, la explanada junto a la fuente se utilizaba para celebrar bailes.


El día nos acompaña: sol radiante y temperaturas moderadas. Cruzamos por el puente medieval sobre el río Cifuentes y, un poco más adelante, junto a la chimenea de una fábrica de papel que se instaló a finales del siglo XVIII, Pilar nos habla de la historia y algunas curiosidades de la misma. Pepe, que trabajó en ella más de cuarenta años, no se hace de rogar y se anima amablemente a contarnos sus vivencias personales.



Después paramos junto al salto de agua que movía la turbina de la fábrica. Serpenteamos entre lo que debieron ser hermosos jardines que rodeaban y adornaban el complejo industrial y que hoy han quedado convertidos en zarzales. Al otro extremo llegamos a lo que llaman El Nacimiento, un pozo de donde sale agua a borbotones, y al lado está la toma de agua que hoy en día abastece al pueblo.



Subimos a Gárgoles y a la entrada nos hablan sobre la Fuente de las Palomas, de bonito nombre pero de la que hoy en día ya no queda nada. Luisa nos dice que las fuentes son como las personas, nacen, viven y mueren. Algunas llegan a ser muy populares y otras caen en el olvido. Unas viven durante muchos años y otras se extinguen enseguida.

A nuestra izquierda, en lo alto, el depósito que actualmente abastece de agua a Gárgoles. Nos sorprende la iglesia, de gran tamaño, con bolos herrerianos en la torre que le dan un carácter muy distinguido.

Atravesamos la plaza mayor, donde hubo otra fuente allá por los años sesenta, pero que tuvo una existencia efímera.


A la salida del pueblo, nos sorprende la ermita de la Soledad y Luisa nos cuenta la historia de sus dos puertas relacionada con el rito de La Procesión del Encuentro que se celebra el Domingo de Resurrección. Ese día se cantaban unas coplas que aún perduran en algunos pueblos de la comarca. Isabel, que es de Ruguilla, se anima y espontáneamente nos canta algunas estrofas de las que cantan en su pueblo.




Saliendo por el antiguo camino de Gárgoles a Ruguilla, llegamos a la Fuente de la Tia Juana. Tiene dos grifos, uno con agua clorada, la misma que se bebe en las casas, y la del otro grifo está captada directamente del manantial del mismo nombre. Luisa nos habla de la tradición del Jueves Lardero, y Pilar nos cuenta que en Gárgoles de Abajo se celebraba yendo a comer o merendar junto a alguna fuente.


Junto al manantial de la Tía Juana que abastece a la fuente, Enrique nos habla de las características del sustrato geológico, de los diferentes tipos de agua que hay en la zona en función del mismo, y de cómo funciona una captación de agua para abastecimiento.


En el cruce del camino de Gárgoles a Ruguilla con el camino de Cifuentes a Trillo, Matilde nos cuenta un triste suceso que derivó en leyenda y que recuerda haber oído cuando era niña.



Junto a la Fuente de las Navas, Fernando nos explica que una nava es una zona con mal drenaje y que por lo tanto tiende a encharcarse, ya sea por la escasa pendiente o por tratarse de una zona endorreica (sin salida natural superficial del agua). Meme, bióloga y natural de Oter, nos cuenta que en lugares como estos se debió cultivar el cáñamo, y que cuando se recogía el cáñamo era costumbre sembrar nabos. ¿Se referirá a estos el nombre de la fuente? Ya puestos, y a propósito del nombre de la fuente, Pilar nos relata una historia inventada por ella sobre una princesa mora.





Ya de vuelta hacia el pueblo, seguimos caminando y, a nuestra izquierda, encontramos la Fuente del Pozuelo. Esta era la más apreciada por los vecinos de Gárgoles, a donde los más mayores iban a tomar el sol y los pequeños a jugar y a coger renacuajos.



Por último, entrando al pueblo, encontramos la Fuente de las Cuatro Calles, a la que hace unos pocos años cambiaron unos metros su ubicación.

 


No venimos muy cansados, pues el camino ha sido corto, de unos cinco kilómetros. Junto a las cuevas nos esperan Ángel Luis y Miguel con un rico aperitivo de pan tostado con queso y miel. Luis, el padre de Ángel Luis, nos abre su cueva y bajamos a visitar su bodega. Otros vecinos también nos ofrecen aperitivos, a probar su vino y nos abren sus cuevas. Son hospitalarios cien por cien.



Visitamos la cueva de Matilde y Gabriel que nos ofrecen su vino, frutos secos, galletas y rosquillas que han hecho hace poco para la ocasión. Para nuestra sorpresa, Matilde ha escrito hace un rato unas magníficas coplas que relatan la jornada. Sin dudarlo un momento, Enrique coge su instrumento, que esta vez no es el rabel, sino la armónica, y con la música y ritmo de “Clavelitos” cantamos a coro las coplas de Matilde... ¡y sin haber ensayado antes! Puedes bajarte el PDF con la letra en este enlace.



Pilar también nos espera junto a su cueva y nos ofrece unas sardinitas, embutidos, empanadillas recién fritas y el porrón, como es tradición.




Algunos ya se van yendo a comer, mientras otros nos quedamos y en el bar de Gárgoles sacamos nuestras viandas en el patio, que hace sol y se está de maravilla. A los postres, viajan de mesa en mesa el chocolate de Enrique, las empanadillas de cabello de ángel de Luisa y el licor de Eduardo.

Tras los cafés, las jotas no podían faltar, hoy a ritmo de armónica, pues estamos en el patio y Enrique insiste en que el rabel se oye poco al aire libre. Una vez más, Isabel se anima a cantarnos unas coplas, que ganas no le faltan y tiene un buen repertorio.

Poco a poco, el sol se va ocultando y empieza a refrescar. Damos por terminada la jornada y nos despedimos hasta la próxima, el 25 de marzo en Val de San García. ¡Hasta pronto!

Muchas gracias por las fotos a Eduardo, Enrique, Fernando, Luisa y Miguel Ángel.