Próximas actividades

Próximas actividades: Santa Catalina en Ruguilla (25 de noviembre) y primeras rondas de navidad (8 de diciembre).

martes, 3 de noviembre de 2015

III Jornadas de Vías Pecuarias de Guadalajara

El fin de semana del sábado 7 y domingo 8 de noviembre se celebraron las Terceras Jornadas sobre Vías Pecuarias de Guadalajara 2015 "Los caminos que nos unen". Os pongo aquí abajo el cartel y un enlace para bajaros el programa completo (son 1,7 Mb). En este otro blog he puesto algunas fotos del recital de música relacionada con el mundo pastoril.

Cartel anunciador de las jornadas.


PROGRAMA



Sábado 7 noviembre 2015 (mañana y tarde)


9:30. Recepción de participantes

9:45. Bienvenida e inauguración de las Jornadas

10:00. Caminos por Cifuentes. Las rutas de la lana, la seda y el cristal
Luisa Alcázar García – Arqueóloga y responsable de la oficina de turismo de Cifuentes

10:40. Situación actual de las vías pecuarias en Andalucía
Armando Cáceres, de Ecologistas en Acción de Sevilla y Plataforma "A Desalambrar", en defensa de Vías Pecuarias, Caminos Públicos y Cauces

11:20. Obstáculos y oportunidades para las Vías pecuarias: contradicciones políticas
Celsa Peiteado, WWF España

12:00. Pausa Café

12:30. El estado de la trashumancia y de las vías pecuarias en la provincia de Guadalajara
Pedro Vacas Moreno: Etnógrafo, escritor y presentador y director del Programa “desde Antaño hasta Hogaño”.

13:10. Estado de las vías pecuarias
Hilario Villalvilla Asenjo, Ecologistas en Acción.

13:50. Vías pecuarias: patrimonio a proteger
Jesús (Suso) Garzón, Asociación Trashumancia y Naturaleza

14:30. Comida

16:30. 1ª Mesa redonda: Iniciativas en la comarca (Cifuentes y alrededores)
Participantes:
Pablo Espada, alcalde pedáneo de Carrascosa de Tajo (Cifuentes): “La supervivencia de los pueblos olvidados de la Alcarria. ¿Se puede recuperar el pastoreo de cabras en la pedanía de Carrascosa de Tajo?”.
Luisa Alcázar, responsable de la Oficina de Turismo de Cifuentes, y Enrique Díaz, coorganizador de las jornadas de patrimonio de Cifuentes: "Experiencias en la divulgación del patrimonio natural y cultural de Cifuentes".
Angelines García y Enrique Díaz, Colectivo 100fuentes: “Acción colectiva para conocer y conservar las fuentes de Cifuentes”.

18:00. 2ª Mesa redonda: Actividades reivindicativas.
Participantes:
Emiliana Rubio Pérez, Plataforma A Desalambrar: “Presentación de la Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos (PICP)”.
Augusto Barcenilla y Sebastián Rivera, CMAS (Sotolargo): “Vías Pecuarias en Valdeaveruelo, un largo camino”.
Pablo Espada, Alcalde pedáneo de Carrascosa de Tajo (Cifuentes): “Recuperar un camino  real perdido: Aplicación al camino Carrascosa de Tajo-Trillo por la finca privada de Santa María de Óvila”.
Ecologistas en Acción de Alcalá de Henares: “La Cañada del Listón y el Campo de Golf del Encín (Alcalá de Henares)”.

19:30 en adelante (aprox. 1 hora). Música vinculada al mundo pastoril:
Kike Sabaté
Alejandro Peral
Enrique Díaz y Natalia Díaz
Rondalla de Cifuentes

Domingo 8 noviembre 2015 (solo por la mañana)

9:00. Visita guiada al Museo del Pastor y del Labrador en Masegoso de Tajuña.
Guiada por miembros de la “Asociación Cultural de Amigos de Masegoso”.

10:00. Excursión por la Cañada Real Soriana Oriental a su paso por Masegoso de Tajuña.
Guiada por los organizadores de las jornadas de divulgación del patrimonio natural y cultural de Cifuentes.

14:00. Cierre de las Jornadas y comida con degustación de migas tradicionales.

viernes, 23 de octubre de 2015

Tercera Marcha por el Camino de la Lana

Por tercer año consecutivo, este pasado sábado 17 de octubre de 2015 hicimos un recorrido por el ramal del camino a Santiago conocido como Camino de la Lana, que viene de Valencia y Alicante y que, pasando por Cuenca y Atienza, se une en Burgos al camino principal que viene de Francia hacia Santiago. Como en la ocasión anterior, el objetivo de esta actividad es dar a conocer el tramo correspondiente al municipio de Cifuentes, entre Trillo y Las Inviernas (Guadalajara).

Gracias a todas las personas que ayudaron con el desayuno, y en especial a Conchi.
Un chocolate calentito: lo mejor para empezar una mañana fría y con camino por delante.
Sobre el puente medieval de Gárgoles de Abajo, Luisa explica el trazado del Camino de la Lana.
Saliendo de Gárgoles de Abajo hacia la antigua fábrica de papel.
A las 9 de la mañana, sorprendentemente puntuales, comenzamos el sellado de cartillas, y nos colocamos los "pines" que la Asociación Alcarreña de Amigos del Camino de Santiago nos había traído. Después de un reconfortante desayuno en Gárgoles de Abajo (chocolate y bizcochos, zumos y bollería variada, por gentileza del Ayuntamiento de Cifuentes y de la EATIM de Gárgoles de Abajo), visitamos su iglesia y puente medieval sobre el río Cifuentes (que aquí también conocen como río Negrillo). A continuación, tomamos el camino hacia Gárgoles de Arriba, donde visitamos la iglesia, la cueva-bodega de la familia de María Recuero (a quien damos las gracias por enseñárnosla) y la ermita de San Blas, así como las formaciones de toba caliza que han abastecido de material constructivo.

Entre Gárgoles y Gargolillos, se van haciendo grupillos...

Por la vega del río Cifuentes y con las Tetas de Viana al fondo.
Enrique trata de explicar la historia geológica de la zona.
Preparándonos para la foto de grupo en la iglesia de Gárgoles de Arriba.
Este año 2015 nos hemos juntado casi 80 personas.
Subiendo hacia El Tobar.
Enrique nos cuenta el origen de las tobas.
La Balsa de Cifuentes aseguraba la disponibilidad de agua corriente para el antiguo molino harinero.
De allí continuamos a Cifuentes con paradas breves en La Balsa y sus manantiales, la ermita del Hospital del Remedio, y por último el pórtico de Santiago de la iglesia de El Salvador.

La ermita y el hospital del Remedio han dado cobijo a numerosos peregrinos.
Luisa nos cuenta el significado de las figuras en el Pórtico de Santiago.
Llegando a Moranchel.
Haciendo cola para las migas de Conchi. ¡Qué buenas!
Finalizamos en Moranchel, donde nos esperaban dos grandes sartenadas de migas ofrecidas por el Ayuntamiento, y de vino y licor ofrecidos por participantes de Cifuentes y Morillejo respectivamente.
Por la tarde, visitamos los trampantojos de Asun Vicente y la iglesia de Moranchel, donde nos cantaron unas coplas dedicadas al peregrino que recorre estos caminos y que hacen referencia a los lugares visitados en este tramo y al problema del abandono del pastoreo de ganados y de los caminos (puedes ver la letra en este enlace).

Enrique nos cantó sus coplas al peregrino del Camino de la Lana.
Gracias a todas las personas que ayudaron en la logística y desarrollo de la actividad, que han hecho posible la jornada, y que gracias a ellos hemos podido disfrutar de un desayuno y comida excelentes y de un día tan agradable. Y en especial a Conchi, José Luis Tenorio, Marco y Teresa de Cifuentes, a Gloria, alcaldesa de Gárgoles de Abajo, y a Rafita, alcalde de Moranchel. Gracias a los vecinos y vecinas, a José Luis Bartolomé, presidente, y otros miembros de la Asociación Alcarreña de Amigos del Camino de Santiago, a peregrinas y peregrinos, y en general a todos los participantes. Y también gracias por las fotos a Eduardo y Luisa, a Enrique y a Paco Ginés.

En este enlace podéis bajaros la documentación de la marcha: mapa, foto aérea, cartel, credencial, archivos para GPS, etc.

jueves, 13 de agosto de 2015

Cuarta marcha reivindicativa por el Camino Real de Carrascosa a Trillo

Este próximo miércoles 19 de agosto tendrá lugar  la 4ª Marcha Reivindicativa por el Camino Real de Carrascosa a Trillo. Como en años anteriores, l@s vecin@s de Carrascosa y Trillo, junto con amig@s de pueblos aledaños y gente solidaria, recorrerán el antiguo camino que une estos dos pueblos pasando junto al Monasterio de Santa maría de Óvila.


Mapa antiguo (primera edición del 1:50.000 del IGN) con la traza de los caminos

La marcha saldrá desde la plaza de Carrascosa de Tajo a las 8:00 am. Rogamos llegar un poco antes para distribuirnos en los 4 x 4 e ir hasta la puerta de entrada a la finca de Óvila. Luego iremos andando a partir de esa puerta. Junto al paso canadiense de la puerta de la finca que da a Trillo, nos encontraremos hacia las 9:30 con los que llegan de Trillo y Sotoca, haremos la foto tradicional todos juntos y tomaremos un tentempié a la sombra de la chopera. Luego visitaremos el Monasterio de Santa María de Óvila y volveremos caminando cada cual a su punto de partida.

Los caminos vecinales son bienes de uso público (artículo 344 del Código Civil)
El objetivo de la marcha es mantener y asegurar el uso libre del camino vecinal como bien de uso público que es. El año 1996, el propietario de la finca valló el perímetro, cerrando los accesos sin respetar la propiedad pública de los caminos. Después de varios conflictos y litigios, en 2007, una sentencia judicial del Tribunal Superior de Justicia confirmó la titularidad pública "inalienable, imprescriptible e inembargable" de los caminos que había vallado. Por lo tanto, el propietario debe facilitar el acceso a los caminos a través de la finca con puertas en el vallado que permitan tanto la libre circulación para el uso del camino público, como el derecho del propietaro a evitar la salida de sus animales. Hay multitud de formas de hacerlo y con esta marcha reivindicativa solo se pretende asegurar que el camino público permanece transitable.

Documentación disponible para descarga y consulta:
- Cartel anunciador de la actividad (160 Kb)
- Mapas de los recorridos (7,3 Mb)
- Noticia en el boletín iTrillo (El Ayuntamiento de Trillo reabre el camino de Carrascosa, 15 de marzo de 2007) (<1 Mb)
- Vídeo informativo sobre el expolio al que fue sometido el monasterio cisterciense de Santa María de Óvila. Subido a YouTube por CastillaCultural en 2011, con música de Los Hermanos Cubero (27,4 Mb)
- Enlace a las fotos de la marcha reivindicativa del año pasado.


La actividad es gratuita y está organizada por la Asociación de Pueblos Olvidados de Cifuentes, en colaboración con l@s vecin@s de Carrascosa, Sotoca, Trillo y otras gentes solidarias. Es importante llevar calzado adecuado para la marcha, agua, algún tentempié y gorro para el sol.


¡Muchas gracias a Pablo por la foto y el cartel, y a Raúl y Enrique por los mapas!

viernes, 3 de julio de 2015

El camino de Val de San García a Ruguilla



“En junio, beber y sudar, y el fresco buscar”, dice el refrán. El sábado 27 de junio mirábamos al cielo desde Val de San García buscando alguna nube que nos diera alguna esperanza. Nos esperaba un día de mucho calor.

A las nueve en punto comenzamos la visita guiada en el lavadero, con algo inusual y muy especial en un pueblo tan pequeño: una exposición de arte. “Construido en 1965 día de San Isidro” dice a su entrada una inscripción grabada en el cemento. El lavadero lleva vacío desde hace una treintena de años, desde que la gente emigró, y desde que los vecinos que quedaron empezaron a disponer de agua corriente en sus casas. Hoy, el lavadero está vacío, vacío de mujeres, vacío de ropa que lavar, incluso vacío de agua. El caño ya no mana y no recuerdan desde cuándo. Pero este fin de semana (26 a 28 de junio) eso no es ningún problema. El lavadero abre sus puertas para convertirse en un pequeño centro de arte donde expone Laura Carrascosa, una artista descendiente de la localidad que nos ofrece su obra gráfica que ha titulado “Vacío”. Laura nos recibió personalmente y nos habló de su obra. Todo un lujo.

 
Laura Carrasco nos muestra su obra "Vacío".
Va llegando más gente y se van uniendo a nosotros en el recorrido por las calles de Val de San García. No hay duda. Este es un pueblo de artistas: los sillares de piedras grabadas, las fachadas decoradas con dibujos a finales del siglo XIX por Lorenzo Vicente, albañil de profesión y todo un artista. Su bisnieta, Asunción Vicente, también hoy nos regala preciosos murales en las paredes de su pueblo, Moranchel, de los que ya hablamos en la primera jornada de este año.


Una breve introducción, avisos generales... ¡y en marcha!
Pasadas las 9:30 se nos unen los últimos grupos recién llegados de Cifuentes y comienzan las presentaciones y explicaciones en la plaza. Hay que prepararse para un día de calor y salir cuanto antes, así que nos untamos de crema protectora, calamos gorros, acomodamos mochilas, aseguramos bastones, y empieza la marcha. Felipe se sorprende de que no hayamos escogido el camino que sube a las Zamarrillas y lleva directo al Raso y a Ruguilla. Bueno, sí, es menos distancia, pero también sería más cansado, con más subida, y queríamos pasar por otros sitios de interés…

Val de San García va quedando atrás según bajamos por La Veguilla.
Siguiendo por el Camino del Junco o del barranco Hondo, pasamos junto a la Fuente de la Ventanilla. Todavía tiene agua recién comenzado el verano, y parece bien conservada, aunque le vendría bien una limpieza y mantenimiento. Quizá sea una labor para el Colectivo 100 Fuentes, o para los propios del Val, ya conocidos por sus jornadas hacenderas de trabajo comunitario.

Felipe cuenta su experiencia durante el incendio del año 2000.
A la altura de Los Corrales, Alejandro nos cuenta sobre el incendio que asoló esta zona el 31 de agosto del año 2000, propagándose rápidamente desde Cifuentes, y que dejó el monte reducido a pura ceniza, tal como podemos ver en la imagen de satélite de 2004 que se ha traído. Felipe lo vivió de cerca y nos cuenta cómo se salvó el pueblo por muy poco, gracias a que el viento fue cambiando de dirección por la tarde y noche de ese día, propagándose hacia el este y luego hacia el sur hasta casi llegar a la carretera de Canredondo. Pudimos comprobar cómo en estos 15 años se ha ido recuperando la vegetación, pero también que la sabina no rebrota de cepa como sí lo han hecho encinas y enebros.

El Puente del Tío Maletas es una referencia clásica del acervo cultural local.
Llegados a la carretera se nos une “Santi” (Fernando) y cruzamos con cuidado para tomar lo que queda del trazado de la antigua “Carretera a Mazarete” que seguía el fondo del barranco haciendo los meandros. Al poco, Felipe nos indica que nos asomemos a la izquierda para poder ver el conocido como “Puente del Tío Maletas”, un pequeño arco que servía de alcantarilla para la antigua carretera, y nos cuenta la historia que hay detrás: una mula que se desboca, el equipaje queda desparramado por el fondo del barranco, y el viajante tiene que ir a Cifuentes a pedir ayuda, para desde entonces ya ser conocido con el mote, y el puentecillo gana su referencia. No debió ser hace mucho (quizá en los años 40 o 50 del siglo pasado), pues tanto Felipe como Fernando recuerdan oír contar el suceso de niños, pues la noticia se propagó entre los pueblos de la zona.

¡Cuidado con la cabeza!
Como la nueva carretera acorta curvas, corta los meandros del barranco y de la antigua carretera. Pero para nuestro deleite, los túneles construidos para el drenaje del barranco son fácilmente transitables y nos permite echarnos unas risas y recibir algún que otro chichón.

Aprovechando la poca sombra durante la parada.
Dejamos el barranco y remontamos gradualmente la margen izquierda por la antigua senda. El calor ya arrecia con ganas, y hacemos una parada apelotonándonos los 35 a la sombra de unas encinas para descansar, beber agua y escuchar las explicaciones de Enrique sobre el cambio brusco en las rocas y el paisaje. Al parecer, dejamos atrás las calizas del Cretácico de la Cordillera Ibérica y entramos en los conglomerados del borde de la cuenca sedimentaria del Tajo. ¡Vaya, quién lo diría! Lo que no hay duda es que ya vemos la Alcarria al oeste y las Tetas de Viana al sur. Natalia nos saca del abotargamiento geológico y nos explica la importancia del acervo cultural acumulado en la zona tras siglos de aprovechamiento de los recursos locales y desarrollo de esa idiosincrasia propia adaptada al entorno. No hay duda de que el calor nos está afectando gravemente…

Este tramo del antiguo camino nos dejó enamorados.
El descenso hacia el barranco de La Calera es interesante, pues aprovecha el antiguo camino de herradura en zig-zag, con margina bien marcada, algunos tramos con relleno de mampuestos, y un tramo en que la roca del sustrato muestra el desgaste de los siglos de uso. Merecería la pena recuperar este tramo del camino, aunque sólo sea por no desaprovechar lo que aún queda, que es mucho. Ahí queda la propuesta para un futuro que esperamos ni muy lejano.

¡Quién diría que esto eran huertas hace 60 años!
Pero la foto aérea del "vuelo americano" no engaña.
La antigua vega cultivada que apreciamos en la foto de los años 50, hoy está cubierta de romero y aliaga, también bálago y tomillo. ¡Qué rápido tiende la naturaleza a recuperar su dominio! Pero es lo que mejor adaptado está al clima local y este calor ya veraniego… Menos mal que Teresa ha llegado con el vehículo de apoyo y nos espera en el cruce de caminos con agua bien fresquita. ¡Todo un lujo!

¡Menos mal que Teresa nos trajo agua fresca justo antes del repecho!
El repecho hasta la Fuente de Valdeotané se hace rogar con este calor, pero merece la pena llegar por la vista. La sierra a la izquierda y el páramo de Villaescusa detrás de Las Tetas. Mira que dan juego estos dos relieves para hacer chistes fáciles… La fuente nos ve pasar de largo, pues está llena de abejas y avispas que buscan ávidas el escaso líquido elemento. Y es que “hase una caló” que cualquiera para aquí. ¡Ni una mísera sombra! Continuamos algo más adelante y en la curva otra vez nos apelotonamos a la sombra de unas encinas mientras Enrique nos suelta el rollo geológico. ¡Hay que ver lo que dan de sí esas tobas calcáreas! ¡Si es que en todas las jornadas nos suelta un rollo parecido! Bueno, algún poso va quedando…

Máximo aprovechamiento de la mínima sombra.
Cruzamos la carretera que baja a Ruguilla para ir directos por El Raso hacia el barranco de La Noguerilla. Un bello paraje, que aún más debió serlo cuando estaba en pleno aprovechamiento agrosilvopastoral hace unas décadas. Ya hemos enlazado con el camino que habían propuesto Felipe y Fernando, y que nos lleva directos al destino, aunque sin poder evitar una breve parada en los restos neolíticos (¿o son medievales?) del llano del Cerro de las Covachas. ¡Cuánta historia tiene Ruguilla!

Cruzando el Barranco de la Noguerilla. De toba a toba, y tiro porque me toba.
Fernando nos cuenta sobre los restos de construcciones y parideras en los abrigos del escarpe de las tobas según llegamos a Ruguilla, y nos lleva a la izquierda (en lugar de bajar directos) para poder apreciar una bella panorámica del pueblo. Unas fotos más, y de cabeza a la barbacana de la iglesia, donde Carmen y Lauri nos han preparado un recibimiento con refrescos y aperitivo. ¡Qué gozada! A la sombra, fresquito… Hay cosas que no se pueden pagar con dinero, y entre ellas está una buena acogida y un recibimiento con tanto cariño y dedicación como éste.


Tamaño recibimiento es digno de mención.
Damos cuenta del ofrecimiento y tiramos para el bar, que se nos ha abierto el apetito. Como siempre, compartimos viandas, y al acabar, Eduardo saca su licor de pasas e Isabel nos ofrece un alajú de cosecha propia que está para chuparse los dedos, nunca mejor dicho. Y como no, Pilar apaña sus coplas, Enrique saca su rabel, y una vez más tenemos al cuarteto coplero desbocado y contándonos su versión de la jornada. Os dejamos aquí la letra.


No solemos pasar de la fase amistosa y de cánticos...
Pero no acaba ahí la cosa. Un grupo sale para visitar la bodega de Lauri, y ya si eso probar los vinos locales, mientras otro grupo sale con Luisa para hacer la visita guiada por Ruguilla, que curiosamente termina en la bodega de Isabel, y mira tú por dónde, también probando sus vinos. Si es queeeee... venir a Ruguilla y no hacerlo (...lo de probar sus vinos) se puede considerar pecado.

En fin. La jornada de caminos que unen pueblos, quinta y última del año, acaba lentamente, con al calor arreciando, y todos deseando volvernos a encontrar en otra ocasión similar. Aún tenemos que concretar el programa del otoño y de 2016, así que estad atentos a lo que se nos venga encima. Seguiremos informando.

¡Gracias a Carlos, Eduardo, Enrique, Fernando y Pilar por las fotos!